Tratamiento de Agua Industrial (Segunda Parte)

El tratamiento de agua industrial se basa en unos procedimientos especializados,Son procedimientos que permiten la eliminación de contaminantes que no pueden ser eliminados mediante los tratamientos convencionales. Pertenecen al nivel terciario de depuración.

Pueden clasificarse en dos grandes grupos, en función del principio en el que se basan:

1. Químicos: Por medio de reacciones químicas, fundamentalmente

de oxidación, se cambia la naturaleza química del contaminante para

transformarlo en una sustancia inocua o que pueda ser fácilmente

eliminada mediante tratamientos convencionales.

2. Físicos: No se modifica la estructura química del contaminante,

sino que se elimina éste mediante técnicas como filtración

(fundamentalmente con membranas), la adsorción o el intercambio

iónico, que lo retienen y separan del agua.

Tratamiento de Agua Industrial

Las aguas naturales rara vez se encuentran en condiciones de ser utilizadas directamente en los procesos industriales, tanto si se destinan a generación de vapor, se emplean como medio de refrigeración, o van a ser consumidas directamente en el proceso. El contenido en impurezas, aún siendo casi siempre muy pequeño en relación al volumen de agua, suele ser inadecuado o excesivo para poder emplear el agua directamente en la aplicación prevista.

Antes de poder decidir sobre el tratamiento, los especialistas necesitan tener información suficiente acerca de las calidades del agua disponible y exigida en el proceso. La primera se obtendrá realizando un análisis que determine todos los parámetros relevantes.

Si el agua tiene su origen en la red municipal, conviene verificar que se dispone de datos de las aguas de los distintos orígenes que puedan llegar como suministro. Cuando existen grandes depósitos intermedios que realizan una homogeneización de las aguas es posible que se simplifique el tratamiento. Los contenidos en materia orgánica, si los hay, pueden ser muy irregulares y conviene estar seguros de disponer de los máximos anuales.

Para realizar análisis en el laboratorio es muy importante que las muestras obtenidas sean representativas, estén correctamente conservadas y se realicen los análisis dentro de los tiempos máximos de conservación.

Un factor muy importante en la decisión es el grado de pureza requerida en el agua tratada. Mientras el coste del tratamiento es, en cierta medida, proporcional al contenido en impurezas, a partir de ciertos niveles el crecimiento de calidad en el agua tratada representará un incremento exponencial del coste. La calidad de salida puede ser una exigencia por razones de seguridad, una especificación del proceso de fabricación o simplemente una decisión económica.

Las aguas industriales consumidas como materia prima de un proceso han de ser purificadas siempre de forma preliminar a su uso y mediante un tratamiento específico del proceso de fabricación que se trate. Pero las aguas utilizadas en calderas y circuitos de refrigeración tienen líneas de tratamiento bastante comunes y existen dos posibilidades, según se realice el tratamiento previamente a la utilización del agua o simultáneamente con la aplicación.

Tratamiento de Agua Salina (Segunda Parte)

La desalinización hace que estas aguas, que de otro modo serían inutilizables, sean aptas para el consumo humano, el riego, para aplicaciones industriales y para otras finalidades. La destilación es el proceso de desalinización más empleado; también se usan la congelación y el deshielo, la electrodiálisis y la osmosis inversa. Actualmente, miles de plantas de desalinización en todo el mundo producen más de ocho millones de m3 de agua dulce por día, siendo las mayores las que se encuentran en la península arábiga. Esta técnica consiste en extraer la sal del agua, su funcionamiento como de fuente de recurso es una excelente alternativa del presente y futuro. También a este proceso se le llama desalación
La sal en el flujo de crudo presenta serios problemas de corrosión y sarro y debe ser eliminada. La sal se disuelve en el agua remanente del petróleo crudo. El tratamiento de agua salina retira tanto la sal como el agua libre residual. Aunque la refinería es el lugar más económico para la desalinización, los requerimientos de tubería a menudo requieren desalinización de campo.

La salinidad del agua del mar varía de un lugar a otro debido a los aspectos climáticos, especialmente la temperatura, que influye en la evaporación.

Tratamiento de Agua Salina

Las sales del agua se recomiendan quitar con un filtro de osmosis inversa. Estos filtros de osmosis, quitan todas las sales del agua y obtienen agua pura. La Ósmosis inversa es un proceso en el que se obtiene agua dulce del agua salada. La ósmosis natural es un fenómeno que consiste en que, si hay una semipermeable separando dos soluciones con el mismo disolvente, el disolvente pasa a través de ella, pero no las sales disueltas, desde el lado donde la concentración es más baja hacia la más alta, hasta que a ambos lados de la membrana las soluciones tienen la misma concentración. Este proceso se realiza sin aporte de energía exterior, y se genera mediante la que se llama presión osmótica.

Las membranas de ósmosis inversa para estas aplicaciones deberían poder operar a presiones entre 800 y 1200 PSI y deben tener retenciones salinas del 99% o más, como para producir agua de producto dentro de los estándares.

México se enfrenta a serios problemas de abastecimiento de agua en muchas regiones, debido a la mala distribución espacial y temporal de este líquido. Es por eso que se hacen estos tratamientos de agua salina.

 

Tratamiento de Agua Residual (Cuarta Parte)

Las aguas grises son todas aquellas que son usadas para nuestra higiene corporal o de nuestra casa y sus utensilios. Básicamente son aguas con jabón, algunos residuos grasos de la cocina y detergentes biodegradables. Es importante señalar que las aguas grises pueden transformarse en aguas negras si son retenidas sin oxigenar en un tiempo corto. El tratamiento de agua residual es sencillo si contamos con el espacio verde suficiente, aprovechando la capacidad de oxigenación y asimilación de las plantas del jardín o el huerto mediante un sistema de drenaje de enramado.

En caso de no contar con el espacio suficiente, las aguas grises deben ser sometidas a un tratamiento previo que reduzca el contenido de grasas y de materia orgánica en suspensión, para posteriormente ser mezcladas con las aguas negras y pasar a un tren de tratamiento.
Las aguas negras son las que resultan de los sanitarios y que por su potencial de transmisión de parásitos e infecciones conviene tratar por separado con sistemas de bioreactores.

Contáctanos, para proporcionarte toda la información acerca de nuestros equipos para el tratamiento de aguas, contamos con una amplia cantidad de productos.

Las aguas residuales han representado desde hace muchas décadas uno de los principales problemas para las sociedades, debido a los peligros que representa para el medio ambiente su liberación, la cual solía realizarse en medios naturales, provocando contaminación y escases de este vital líquido, afectando a miles de personas.

Tratamiento de Agua Residual (Tercera Parte)

Se denomina aguas servidas a aquellas que resultan del uso doméstico o industrial del agua. Se les llama también aguas residuales, aguas negras o aguas cloacales.
Son residuales pues, habiendo sido usada el agua, constituyen un residuo, algo que no sirve para el usuario directo; son negras por el color que habitualmente tienen.
Algunos autores hacen una diferencia entre aguas servidas y aguas residuales en el sentido que las primeras solo provendrían del uso doméstico y las segundas corresponderían a la mezcla de aguas domésticas e industriales.

En el tratamiento de aguas residuales se pueden distinguir etapas que comprenden procesos químicos, físicos y biológicos

El tratamiento se proporciona mediante difusión de aire por medios mecánicos en el interior de tanques. Durante el tratamiento los microorganismos forman floculos que, posteriormente, se dejan sedimentar en un tanque, denominado tanque de clarificación. El sistema básico comprende, pues, un tanque de aireación y un tanque de clarificación por los que se hace pasar los lodos varias veces.

El tratamiento a nivel domiciliario obedece a los mismos principios que las grandes plantas depuradoras, sin embargo es posible mejorar la eficiencia en la relación costo x m3 de agua tratada, si se observan algunos principios básicos tales como la separación de las aguas grises y negras, el consumo racional y limitado de detergentes y la exclusión de productos químicos agresivos en la limpieza cotidiana. Es claro que la complejidad de un sistema apropiado de tratamiento a nivel casero está en relación directa con nuestra cultura de consumo.

Tratamiento de Agua Residual

Consiste en una serie de procesos  que tienen como fin eliminar los contaminantes  que hay en el agua, producidos la mayoría por parte del humano. Son generadas por residencias, instituciones y locales comerciales e industriales. Éstas pueden ser tratadas dentro del sitio en el cual son generadas o bien pueden ser recogidas y llevadas mediante una red de tuberías  y eventualmente bombas a una planta de tratamiento municipal. Los esfuerzos para recolectar y tratar las aguas residuales domésticas de la descarga están típicamente sujetos a regulaciones y estándares locales, estatales y federales. Generalmente ciertos contaminantes de origen industrial presentes en las aguas residuales requieren procesos de tratamiento especializado.  El tratamiento de aguas residuales comienza por la separación física inicial de sólidos grandes de la corriente de aguas domésticas o industriales empleando un sistema de rejillas,  aunque también pueden ser triturados esos materiales por equipo especial; posteriormente se aplica un desarenado  seguido de una sedimentación primaria que separe los sólidos suspendidos existentes en el agua residual.

Las aguas residuales son provenientes de tocadores, baños, regaderas o duchas, cocinas, etc; que son desechados a las alcantarillas o cloacas. En muchas áreas, las aguas residuales también incluyen algunas aguas sucias provenientes de industrias y comercios.

 

Mantenimiento de plantas purificadoras (Segunda Parte)

En general, “purificadores” de agua se puede aplicar a cualquier tipo de sistema de filtración de agua incluyendo filtros de carbón activo, UV sistemas de filtración ultravioleta filtrada de carbono, jarras de agua, grifos instalados filtros de carbón, destiladores de agua, sistemas de ósmosis inversa, químicamente tratados y municipal procesos de cloración del agua.

El resultado final: Plantas purificadoras de agua dejan más que agua pura, algo que la mayoría de los productos o sistemas que no pueden hacer. Filtración de agua incorpora muchos tipos de tratamiento de agua y productos de filtrado y electrodomésticos. Elija una unidad de filtración de agua en base a lo que usted quiere quitar del agua y evaluar la eficacia de ciertos productos y lo que están diseñados para hacer, para asegurarse de que está comprando el mejor tipo para la condición de su agua.

 

Alrededor de 1,1 millones de personas carecen de acceso al suministro de agua potable saludable, según un informe de 2007 de la Organización Mundial de la Salud. El agua sucia puede causar, entre otras cosas, diarrea y vómitos, lo que ambos resultan en la pérdida de fluidos y la muerte potencial. Sistemas de purificación de agua limpia el agua y eliminar muchas de estas enfermedades fácilmente prevenibles antes de que puedan causar daño.

También se han inventado diferentes equipos para tratar el agua residual, ya que todos los seres humanos dependemos del agua para vivir. Y qué mejor que estar confiados del agua que bebemos. Grupo Agua te garantiza un agua totalmente purificada.

Mantenimiento de plantas purificadoras.

Una Planta Purificadora de Agua es un sistema que toma el agua potable, para posteriormente purificarla. tiene por función de eliminación de los contaminantes del agua bruta. Purificador de agua producir agua potable que es lo suficientemente puro para el consumo humano o para el uso industrial. Purificador de agua eliminar las sustancias durante el proceso. Muchos pueden ser peligrosos, pero purificador de agua en función de los estándares de calidad, otros se retiran con purificador de agua para mejorar el olor del agua, el sabor y la apariencia. Desinfectante se suele dejar en el agua al final del purificador de agua para reducir el riesgo en el sistema de distribución.
La palabra “Purificador puede ser muy engañosa, ya que se utiliza en el sentido más general en el mercado cuando se trata de productos de filtración de agua y aparatos. A menudo, un fabricante concederá “purificador” de la palabra en el título de su producto, agregando a la confusión. Por lo tanto, el término purificador no es una garantía de que un determinado producto es muy eficaz en la purificación de agua.
Para que el agua se purifica por completo y “puro”, que tendría que estar totalmente libre de todas las bacterias, microbios, toxinas, microorganismos, sedimentos, productos químicos y otros contaminantes. Sistemas de purificación de agua que son la ósmosis inversa y destilación de agua son los más utilizados. Y en Grupo Agua le garantizamos un agua totalmente pura. Por esta razón, los consumidores deben ser proactivos para saber exactamente lo que está purificador. Esta información es normalmente suministrada por el fabricante. Cada producto de filtración de agua tiene sus límites cuando se trata de la purificación del agua y usted debe conocer la efectividad de un filtro de agua dado se espera que sea.

Mantenimiento de Cartuchos

Es muy importante cambiar el cartucho de repuesto del filtro en intervalos regulares según las especificaciones proporcionadas por el fabricante. Se necesita un cambio de cartucho cada seis meses. Estos días la contaminación del agua es bastante alta, la cantidad de cloro, pesticidas en el agua, entre otros que hacen del agua inútil para beber y cocinar. Estos depósitos químicos también pueden causar los cartuchos en su sistema de filtración de agua después de algún tiempo, cuando no son reemplazados, por lo tanto deben de hacerse el cambio con regularidad para obtener el máximo rendimiento de su sistema de filtración. Estos cambios deben de ser reemplazados dos o tres veces al año.

El filtro cartucho es un filtro de limpieza automática mediante impulsos de aire comprimido y sirve para la separación de polvos secos del aire. Debido a la forma en estrella del cartucho se consigue una mayor superficie de filtración con un mínimo de espacio ocupado del filtro. El mantenimiento del filtro se realiza desde la parte limpia del mismo.

Debido a sus reducidas dimensiones, existen partículas de un tamaño pequeño que no es físicamente posible construir una malla que pueda retenerlo. Para eso mismo existen los filtros de cartucho cuyos espacios se generan al compactar pequeñas fibras.